Casa Milà - " La Pedrera"

La Pedrera
La Casa Milà es una impresionante casa modernista, construida entre los años 1906 y 1910 por el arquitecto Antoni Gaudí.

Está situada en el centro neurálgico del barrio del Eixample, en la comercial calle del Passeig de Gràcia de Barcelona.  

El edificio se erige como una imponente masa de piedra ondulante, por lo que fue objeto de numerosas burlas y caricaturas en la época, por ello se conoce popularmente como La Pedrera (La cantera).

De su espectacular fachada destaca especialmente el trabajo de forja en los balcones, y los remates de escalera y chimeneas de la azotea, que constituyen verdaderas esculturas en sí mismas.

Una actividad que queremos recomendarte desde Your guide Barcelona es visitar la terraza La Pedrera durante las noches de verano, donde se ofrecen conciertos musicales en un marco arquitectónico incomparable.


  • Cómo llegar
  • Entrada
  • Visitas guiadas
  • Historia

Dirección:

c/ Provença, 261-265
08008, Barcelona.

Transporte público:

Metro: L3 y L5, parada Diagonal
Autobuses: 7 16 17 22 24. Bus Turístico y Tomb Bus.
 


Ver mapa más grande

Solamente puede visitarse del interior de La Pedrera: el Espai Gaudí y el Piso, y por supuesto su espectacular terraza.

El Espai Gaudí, ubicado en el desván, te ofrece información sobre el arquitecto y su obra. En el Piso se ha recreado la vivienda de una familia barcelonesa de principios del siglo XX. 

Horario

Del 5 de noviembre al 28 de febrero:
De lunes a domingo, de 9.00 a 18.30 h (último acceso: 18.00 h)

Cerrado: 25 de diciembre, y del 7 al 13 de enero.
1 de enero: horario especial, de 11.00 a 18.30 h.

Del 1 de marzo al 4 de noviembre:
De lunes a domingo: de 9.00 a 20.00 h (último acceso: 19.30 h).

Precio entrada

Adulto: 16,50 €
Estudiante: 14,85 €
Discapacitado: 14,85 €
Niños de 0 a 6 años: gratuita
Niños de 7 a 12 años: 8,25 €

Se puede pagar en efectivo o con tarjeta de crédito.
*Es uno de los puntos del Articket: visita combinada a 7 centros de arte de Barcelona, válido durante 6 meses.

 

Para realizar una visita guiada a La Pedrera tienes dos opciones: reservar el tour a través de La Pedrera o reservar la visita guiada personalizada con un guía oficial de turismo que te proponemos en Your guide Barcelona. 

Reserva Visita guiada Your guide Barcelona 

La visita guiada a La Pedrera que te proponemos en Your Guide Barcelona es una visita completa a este increíble monumento en movimiento de la ciudad condal, descubriendo sus detalles más ocultos, anécdotas, historias y problemas que tuvo que superar Antoni Gaudí para la ejecución de esta casa, descubre todos sus detalles  de la mano de un experto guía oficial de turismo. 


Puedes escoger la fecha que se adapte mejor a tus necesidades, cuánto quieres que dure tu visita guiada y cómo quieres hacerla, así como el idioma que te interesa. Consulta nuestra sección donde encontrarás toda la información sobre esta visita guiada: 

Visita personalizada a La Pedrera
.

Si prefieres un  Itinerario Modernista completo consulta nuestras rutas:
Las que no puedes perderte.
Puedes solicitar tu presupuesto aquí

Visitas guiadas de La Pedrera

Disponen de servicio de visitas guiadas para grupos, aunque se debe reservar hora de visita a través del siguiente número de reservas y atención telefónica:

Teléfono de reservas: 902 20 21 38

Horario de atención telefónica: Lun-Vie de 9h a 14h.
El precio varía en función del número de personas del grupo.

También disponen de servicio de Servicio de Audioguías en diversos idiomas: catalán, castellano, inglés, francés, portugués, alemán, italiano, vasco y gallego. Este servicio se paga a parte de la entrada.

Precio Audioguía: 4€. 

Reservas de conciertos en La Pedrera 

Puedes adquirir entradas a través del servicio telefónico Tel-Entrada:

Teléfono Telentrada: 902 10 12 12

O puedes comprarlas en las taquillas

Mas i Mas

Dirección: c/ Trafalgar, 4, 13B.
Barcelona.
Tel. 933 191 789

Horario taquillas: 
De lunes a jueves,
De 10 a 14 h / de 16.30 a 19 h.
Viernes de 9 a 14 h. 

Esta casa fue la última gran obra civil que realizó el arquitecto antes de dedicarse por completo a su obra maestra: La Sagrada Familia, desde 1918 hasta su muerte, en 1926.


El proyecto de La Pedrera fue un encargo del señor Pere Milà, quien había visto la Casa Batlló (obra también de Gaudí) y quedó absolutamente maravillado, por lo que pidió al genio catalán la ejecución del proyecto.


Desde el primer momento las relaciones entre Gaudí y los señores Milà estuvieron siempre marcadas por el conflicto. 

Los problemas vinieron principalmente por la tardanza en las obras y porque el presupuesto inicial encarecía a pasos agigantados, dado que Gaudí cambiaba sus diseños constantemente.

Fachada de La Pedrera

De la imponente masa de piedra de la fachada cabe destacar que como soporte no utilizó ni una sola pared de carga.

Es decir, la enorme estructura ondulante se sostiene sobre un entramado de pilares y vigas metálicas, lo que la hace todavía más impresionante si tenemos en cuenta esta innovadora solución arquitectónica.


Sin duda notables son las decoraciones de formas vegetales entrelazadas, realizadas en hierro forjado, que ornan los balcones y puertas de entrada a la casa.


Sin olvidar la azotea, con sus espectaculares chimeneas que recuerdan soldados medievales y los salientes de escalera, con ornamentaciones a base de pequeñas piezas de vidrio y cerámica rota.

Interior

El interior de La Casa Milà no es menos impresionante que su fachada externa: salas completamente onduladas, techos curvados y escaleras que se retuercen con formas imposibles.

Cabe destacar los patios de luces, que filtran la luz a través de una claraboya y utilizan la fuerza expresiva de las distintas tonalidades de la cerámica vidriada, que tanto utilizó Gaudí para decorar sus obras.

Simbología de La Pedrera

Muchas son las interpretaciones de lo que podría representar este impresionante edificio: algunos aseguran que simboliza el manto de la Virgen, dada la acusada erligiosidad de Gaudí.

Otros en cambio señalan que La Casa Milà se presenta ante el espectador como una enorme montaña nevada, por la tonalidad blanquecina y la forma ondulada de su fachada.


En cualquier caso, La Pedrera constituye un claro ejemplo de la creatividad y genialidad de Gaudí, que aportó nuevas soluciones arquitectónicas a cada una de sus obras.