Las Ramblas de Barcelona

Rambla Barcelona
La Rambla (o Ramblas) de Barcelona es la calle más conocida y transitada de la ciudad. Es la arteria principal del barrio antiguo, que conecta Plaza Catalunya con el puerto y el Monumento de Colón.

En ella conviven infinidad de puestos de flores y de pájaros, músicos, estatuas vivientes y artistas callejeros que confieren a este paseo un carácter absolutamente singular y único.

Cada tramo de esta avenida adquiere un nombre distinto en función del uso que se le dio a cada uno de ellos, así tenemos diferentes "ramblas". En nuestra sección dedicada a los distintos Tramos de La Rambla te detallamos lo que vas a encontrar en cada uno de ellos.

No hay nada que no puedas encontrar en Las Ramblas: comercios, quioscos abiertos las 24 horas, flores, animales de compañía, bares y restaurantes míticos…

Y por supuesto, muy cerca de ella, distintos puntos de interés turístico y cultural, ya que es el corazón del barrio Gótico. Si quieres descubrirlos consulta nuestra Ruta por las ramblas.


  • Cómo llegar
  • Historia
  • Itinerario completo por las Ramblas
  • Información adicional

Localización:

Ver en Google Maps

Transporte público:

Metro: L1 y L3, parada Plaça de Catalunya
Autobuses: 9, 14, 16, 17, 24, 41, 42, 47, 55, 58, 59, 62, 67, 68, 91, 141

Originariamente La Rambla era un torrente que bajaba de la sierra de Collserola y canalizaba el agua hasta el mar, su nombre procede del árabe ram-la, que significa precisamente arenal o torrente de agua.

Durante la Edad Media, esta avenida fue el límite de la ciudad medieval de Barcelona, la muralla defensiva del siglo XIII tenía como margen su lado izquierdo.

En el siglo XIV, en plena expansión económica y política de la Corona de Aragón,  la población aumentó considerablemente, y la ciudad se amplió para adaptarse a este crecimiento.

Se construyó entonces una nueva muralla, ampliando la urbe hasta el barrio del Raval, que había sido una zona agrícola hasta entonces, pero la única calle amplia continuaba siendo La Rambla.

Durante los siglos XV i XVI el aspecto de esta calle era tremendamente rústico: era zona de huertos, mercado y ferias que se instalaban en este paseo todavía sin urbanizar.

Con la llegada de las nuevas órdenes religiosas a finales del siglo XVI y el XVII Las Ramblas fue el lugar en el que se concentraron la mayor parte de los conventos de la época.

Muchos de ellos fueron destruidos a mediados del siglo XIX, cuando se derriban las murallas y se amplía la ciudad con el nuevo plan urbanístico del Eixample, conocido como el Plan Cerdà. La liberación del suelo significó un profundo cambio urbanístico para la ciudad, y especialmente para Las Ramblas, que se urbanizó entonces.

A partir de ese momento se convirtió en  el lugar de paseo preferido de la sociedad barcelonesa, en el que la burguesía construyó edificios tan emblemáticos como El Gran Teatre del Liceu, teatro operístico, construido también sobre el solar de un antiguo convento.
Paseando por Las Ramblas disfrutarás de un ambiente único. Verás gente  de todas partes paseando continuamente, estatuas vivientes, quioscos de flores...multitud de sensaciones inundarán tus sentidos.

Pero La Rambla no es sólo un centro de atracción turística, también tienes mushísimos lugares de interés turístico y cultural, tanto en la misma calle como en sus alrededores.

Te invitamos a un paseo por ella en dirección hacia el mar,  empezando en Plaça de Catalunya y acabando junto a la estatua del Mirador de Colón, un camino que cruza todo el casco antiguo de la ciudad y que significa un auténtico viaje en el tiempo.

Si quieres "ramblear" con nosotros para conocerla a fondo visita nuestra sección de Visitas Guiadas en Barcelona: La Rambla de Barcelona.

Rambla de Canaletes

En el primer tramo de La Rambla encontrarás la Coctelería "Boadas", en la esquina con calle Tallers (la primera a la derecha mirando hacia el mar).  Su propietario fue el primero en hacer combinados alcohólicos en Barcelona, desde 1933.

Puedes aprovechar para adentrarte un poco por calle Tallers, una de las calles de compras más especiales de Barcelona, en la que puedes encontrar ropa alternativa, complementos especiales y bastantes tiendas de música.

Font de CanaletasUn poco antes de esta calle puedes ver la Font de Canaletes, que data del siglo XIX y es la que da nombre a este tramo de la Rambla.

La leyenda dice que si bebes de esta fuente volverás a Barcelona. También es mítica por ser el punto de reunión donde los aficionados al FC Barcelona se reúnen para celebrar los títulos de su equipo.

Siempre en sentido descendente y siguiendo con el lado derecho de las Ramblas, la calle del Bonsuccés te lleva hasta dos de los museos de arte contemporáneo más interesantes de la ciudad, tanto por su contenido como por su construcción arquitectónica.

Uno de ellos es el Museu d'Art Contemporani de Barcelona, obra de Richard Meier,  y el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, antigua Casa de la Caridad de Barcelona. 

En el lado izquierdo de la Rambla, la calle de Santa Anna te conducirá a la Avenida del Portal de l'Àngel, que es una de las calles con mayor número de tiendas de ropa y artículos de regalo. Si sigues esta avenida llegarás a la Catedral de Barcelona, aunque puedes dejar la visita a esta joya gótica para otro día y volver a las ramblas a continuar el paseo.

Rambla dels Estudis

Volviendo a Las Ramblas, un poco más abajo destaca el Teatre Poliorama, uno de los teatros más significativos de la ciudad, vigente desde 1912. Frente a él la calle Canuda, que nos lleva hasta el Ateneu Barcelonés, biblioteca privada que ocupa un antiguo palacio medieval.

Te recomendamos entrar a visitar el patio del palacio y salir del mismo por la Plaça de la Vil·la de Madrid, en la que podrás ver restos de los sarcófagos de la antigua necrópolis  de la Barcino romana.

Volviendo a Las Ramblas y siguiendo con nuestro recorrido por el lado derecho, en Rambla esquina con calle del Carme verás la majestuosa iglesia de Betlém (Belén), fíjate en su espectacular fachada barroca.

Rambla de les flors


Pasada la iglesia encontrarás varios Palacios señoriales: el Palau de la Virreina, de estilo rococó, hoy convertido en sala de exposiciones, y frente a él el Palau Moja también conocido como el palacio del Marqués de Comillas, su último propietario.

En el  el siglo XIX esta zona era la única de Barcelona en la que se vendían flores, de ahí viene su nombre.

Actualmente aún puedes encontrar el mercado de flores, además de los típicos quioscos abiertos las 24h que hay a lo largo de todas Las Ramblas, y de varias estatuas vivientes.

Junto al Palau de la Virreina la mítica Casa Beethoven, tienda especializada en la que se puede encontrar cantidad de partituras musicales, antiguas o modernas.


Sin dejar el lado derecho, merece la pena una visita al siempre concurrido mercado del Mercat de la Boqueria, en el que podrás comprar toda clase de productos, desde los más exóticos hasta los más típicos.

Cruza las Ramblas y toma la calle Petritxol, te llevará a la Plaça del Pi. Es una placita encantadora para hacer un alto en el camino, tomar un café o un desayuno en una de sus tranquilas terrazas, contemplarás una de las iglesias góticas más bonitas de la ciudad, Santa Maria del Pi.

Rambla dels Caputxins

Poco después, a mano derecha, encontrarás el prestigioso Gran Teatre del Liceu, sede de representaciones operísticas, recitales y espectáculos de danza, que fue propiciado y financiado por la burguesía catalana a finales del siglo XIX.

En frente el Café de l'Ópera, uno de los cafés más antiguos que se conservan en Barcelona, inaugurado en 1929.

Si tomas la siguiente calle a la derecha, llamada Nou de la Rambla, encontrarás la residencia conocida como el Palau Güell. Es una de las obras que Antoni Gaudí construyó para su mecenas Conde Güell, uno de los grandes industriales catalanes del momento.

Quizá poco visitada, pero desde Your guide Barcelona te la recomendamos, seguro que te sorprenderá la originalidad arquitectónica de su cúpula interior. Te contamos más sobre este edificio en la ruta por El Raval.

Siguiendo el camino de La Rambla hacia el mar, verás a mano izquierda una sorprendente construcción de estilo orientalizante con un dragón chino en su fachada, es la llamada Casa dels Paraigües (de los Paraguas).

El mosaico de Joan Miró en las ramblasCuando estés en este punto mira al suelo, descubrirás el mosaico cerámico colorista y expresivo del Pla de l'Ós (del Oso), obra del siempre sorprendente Joan Miró.

A continuación viene la calle Ferrán, a la izquierda, que te llevará hasta la Plaça Sant Jaume, centro administrativo y político de la ciudad, y antiguo foro romano en época del emperador Augusto.

Prosiguiendo el camino hacia el puerto encontrarás la entrada a la Plaça Reial, las farolas que verás  junto a la fuente del centro de la plaza fueron diseñadas por el entonces jovencísimo Antoni Gaudí.

Rambla de Santa Mónica

Siguiendo La Rambla llegarás a la Plaça del Teatre, se le dio este nombre por estar situada frente al Teatre Principal, uno de los más antiguos de la ciudad.

Continuando el paseo, a mano izquierda encontrarás el Museu de Cera de Barcelona, y un poco más abajo, tomando la calle Josep Anselm Clavé llegarás a la Iglesia barroca de la Mare de Déu de la Mercè.

Por su parte, el lado derecho de Las Ramblas te ofrece la Iglesia de Santa Mònica y junto a ella el Centre d'Art Santa Mònica, centro de arte contemporáneo y antiguo convento de los Agustinos Descalzos.

Poco después, ya al final de la Rambla, a mano derecha, están las Drassanes (Atarazanas) medievales, las mejores conservadas de Europa, que datan del siglo XIII. Están, en parte, ocupadas por el Museu Marítim de Barcelona, que conserva ejemplares náuticos antiquísimos.

Como colofón a tu paseo te recomendamos que te acerques al Monumento a Colón, que sin duda verás al llegar al final de Las Ramblas. Esta imponente estatua tiene una altura de 60 metros, y hace funciona como un espectacular mirador de la ciudad. Así que te recomendamos que subas y contemples desde las alturas la magia de la mítica calle que acabas de recorrer.Si quieres conocerla a fondo pasea con nosotros: Visita guiada La Rambla de Barcelona

Rambla sólo hay una, y sin embargo esta famosa calle barcelonesa tiene distintos nombres dependiendo del tramo en el que nos encontremos.

Por eso se la conoce popularmente como Las Ramblas, se suele decir que hay muchas ramblas en una misma. A continuación te detallamos los distintos nombres que encontrarás en la avenida.  

Las Ramblas

El primer tramo de la mítica calle barcelonesa (tocando a Plaza Catalunya) se conoce como La Rambla de Canaletes, así llamada por la mítica fuente de Canaletes, de la que popularmente se dice que el que bebe de esta fuente vuelve a Barcelona.

Es además el lugar al que los aficionados del FC Barcelona van a celebrar los triunfos de su equipo.

Le sigue la llamada Rambla dels Estudis (de los Estudios), nombre que se debe al edificio construido a mediados del siglo XV: el Estudio General o Universidad, suprimida por Felipe V para convertirla en cuartel y derribada finalmente en el siglo XIX.

Siguiendo el camino hacia el mar aparece La Rambla de las Flores, era el único sitio en la Barcelona del siglo XIX en el que se vendían flores.

A este tramo también se le conoce como Rambla de San José por el convento que albergaba, dedicado a este santo. En en lugar que ocupaba el antiguo convento tenemos hoy en día el mítico mercado conocido como el Mercat de la Boqueria.

A continuación, La Rambla dels Caputxins, que también debe su nombre a un antiguo convento, en su caso de frailes capuchinos. 

Y por último, ya tocando al mar, encontramos La Rambla de Santa Mónica, que fue convento de los Agustinos Descalzos.